CALCÁNEO

El calcáneo es un hueso del tarso que se encuentra en la parte posterior del pie y forma el talón. Sirve para transmitir el peso del cuerpo al suelo, y forma una palanca fuerte para los músculos del muslo. El calcáneo es un hueso con forma cuboide irregular y está conformado por cuatro caras articulares: tres caras articulares con el astrágalo (anterior, media y posterior) y una cara articular para el hueso cuboides.

Existen zonas de interés anatómico en la zona lateral del calcáneo como la tróclea peroneal, apófisis lateral y el surco calcáneo; en la zona medial como el sustentáculum tali, y apófisis medial; y en la zona posterior como la tuberosidad del calcáneo.

En la parte medial se pueden encontrar el retináculo flexor, el ligamento deltoideo medial, ligamento astrágalo-calcáneo medial y posterior. En la zona lateral están situados el ligamento peroneocalcáneo, astrágalo-calcáneo lateral y calcáneocuboideo lateral. En su zona plantar se pueden observar el ligamento Glenoideo, ligamento plantar largo, ligamento plantar corto y la aponeurosis plantar. En su cara dorsal el calcaneoescafoideo lateral, calcaneocuboideo medial y calcaneocuboideo dorsal.

En su zona plantar se originan los músculos flexor corto de los dedos, abductor del primer dedo, abductor del quinto dedo, y cuadrado plantar. En la parte posterior se insertará el tendón de Aquiles (tríceps sural) junto al plantar delgado. Además en la cara dorsal se originan el flexor corto de los dedos y el flexor corto del primer dedo.

Por último, cabe resaltar que el calcáneo tiene dos centros de osificación (el primero aparece entre el cuarto y séptimo mes; mientras que el segundo aparece entre los siete y diez años) que se fusionarán en hombres a los dieciséis años y en mujeres a los veinte.

 

     

No hay comentarios

Agregar comentario