ASTRÁGALO

El astrágalo o talus es un hueso corto de forma irregular que forma parte del tarso del pie, más concretamente se encuentra en la parte superior de este y es el segundo más grande. El astrágalo se divide de anterior a posterior en cabeza, cuello, cuerpo, y cola, la cual posee dos tubérculos (medial, lateral ) y un surco por el que pasa el músculo flexor del dedo gordo.

Este hueso sirve como puente de conexión entre la pierna y el pie ya que articula con la tibia y el peroné mediante las carillas articulares del cuerpo por la parte superior que se encuentra la tróclea astragalina (maleolar medial, superior, maleolar lateral) y de los maléolos (medial, inferior, lateral) que al unirse se forma una mortaja llamada la articulación tibio-peroneo-astragalina.

El astrágalo consta de siete carillas, las tres que se unen como hemos dicho a tibia y peroné, otras tres inferiores que se unirán al calcáneo por carillas superiores (posterior, media, anterior) formando la articulación astrágalo-calcáneo y con ella también el seno del tarso. Y por último posee una carilla en la cabeza que se unirá al navicular formando la articulación astrágalo-navicular.

Los ligamentos que se unen del tobillo a este hueso son el ligamento tibio-astrágalo anterior y posterior (que forman parte de los deltoideos); también se une los ligamentos colaterales del tarso como son el astrágalo-peroneo anterior y posterior. Y por otra parte de él salen por los ligamentos astrágalo-navicular y el astrágalo-calcáneo interóseo.

Su función principal es transmitir las fuerzas de la pierna (peso) hacia el pie . Cabe decir que es un hueso peculiar ya que no posee ninguna inserción muscular . El astrágalo posee un único centro de osificación que aparece entre el sexto y séptimo mes.

Es un hueso muy importante en el ámbito del deporte ya que estabiliza el cuerpo al encajar perfectamente con tibia y peroné.

     

Vicent Llinares, Antonio Jesús López, Carlos Sánchez

No hay comentarios

Agregar comentario